Saltar al contenido
La miel de abeja

Polen de abeja, el pequeño tesoro para nuestro organismo

¿Dónde puedo comprar polen de abeja?

Puedes encontrar diferentes productos de polen de abeja 100% naturales en herbolarios, farmacias e incluso de la forma más cómoda y extendida actualmente, online.

¿Qué es polen de abeja?

El polen es el nombre de los granos, más o menos microscópicos, que producen las plantas con semilla. Una vez que se produce la polinización, proceso de transferencia del polen desde los órganos florales masculinos hasta las parte receptiva de las flores, que realizan principalmente las abejas, se produce su germinación. El polen contiene todos los elementos indispensables para la vida de todo organismo, elementos que no se podrían conseguirse de forma artificial, por lo que podemos afirmar, que es el medio que hace que la vida natural de las plantas continúe y con ellas, la vida en nuestro planeta.

Las abejas obreras se encargar de recoger el polen de las plantas entre las patas o adheridos a su cuerpo, los cuales son transportados a la colmena. Una vez en la colmena, almacenan el polen en panales, agregándole enzimas, para más tarde taparlo con una fina capa de miel o cera. Unas semanas más tarde, el polen se transforma en lo que los apicultores denominan pan de abeja. Este pan de abeja se convierte en el alimento básico de las larvas de abejas o para nutrir a las abejas jóvenes en el proceso de producción de jalea real.

Composición

Como se ha comentado, este alimento contiene todos los elementos indispensables para la vida. Se conoce que en la naturaleza existen 22 tipos de aminoácidos esenciales y sólo un alimento que los contenga en su totalidad, este es el polen. A continuación se detalla su composición:

  • Agua (en su origen).
  • Albúminas.
  • Ácidos aminados.
  • Glúcidos.
  • Vitaminas A, B1, B2, B3 o PP, B5, B6, C, D, E y K.
  • Rutina.
  • Oligoelementos naturales.
  • Minerales como calcio, sodio, magnesio, potasio, fósforo, silicio, manganeso, cobre, hierro, cloro y azufre.

¿Para qué sirve el polen de abeja?

El polen es conocido desde la antigüedad por el hombre como un súper alimento por su gran aporte de energía, pero también en según que épocas de la historia, se ha considerado como el alimento “de oro” y se limitó su uso entre las clases nobles de la sociedad.

Debido a que tiene un valor nutricional muy alto y es considerado un complemento en la alimentación, los deportistas suelen tenerlo muy en cuenta en su alimentación, ya que aumenta el rendimiento, mejora la memoria, incrementa la agilidad de reacción y refuerza el sistema inmunológico. Pero no solo por estas propiedades es reconocido el polen de abeja, se recurre a él para tratar desordenes hormonales, la fatiga o el insomnio entre otros.

Propiedades del polen de abeja

Igual que otros productos elaborado por las abejas, el polen destaca principalmente por ser un revitalizante muy potente, capaz de producir en quién lo consume un deseo vital más fuerte y un sentimiento de mayor fuerza. Es por ello y por la gran cantidad de proteínas, minerales y oligoelementos, que el polen de abeja está considerado como uno de los mejores suplementos nutritivos que existen.

Pero no solo es un revitalizante muy potente, sino que también destaca por las numerosas propiedades que posee y que benefician a nuestro organismo:

  • Antiviral y antimicrobiana.
  • Antioxidantes.
  • Antiinflamatorias y analgésicas.
  • Cardioprotectoras.
  • Antidepresivas.
  • Fungicidas y bactericidas.

Beneficios del polen de abeja

Muchas son las grandes propiedades que posee el polen de abeja y que acabamos de mencionar. Es por ello que podemos intuir los beneficios que aporta a nuestro organismo, algunos de los cuales detallamos a continuación:

  • Debido a sus propiedades fungicidas y bactericidas, impide que hongos y bacterias se desarrollen ayudando a que no se produzcan infecciones.
  • Aumenta el bienestar y el vigor por su gran aporte de energía. Esta especialmente recomendado para aquellas personas en periodos de fatiga física o mental, débiles o que sufran de estrés, nerviosismo o estén deprimidos.
  • Regula las funciones digestivas y estimula el apetito.
  • Equilibra el pH de la sangre y el funcionamiento del sistema nervioso.
  • Provoca una elevación rápida de hemoglobina en la sangre, por lo que está recomendado para combatir la anemia.
  • Compensa las carencias minerales, anima el metabolismo, aumenta la resistencia vascular, evita la fatiga y rejuvenece los tejidos.
  • Mejora la masa muscular.
  • Potencia la mejora del intelecto.
  • Aumenta la inmunidad del organismo contra infecciones e incluso inhibe la formación del cáncer.
  • Promueve la curación del daño hepático.
  • Alivia el dolor, mejorar la circulación de la sangre y humecta la piel.

Contraindicaciones del polen de abeja

¿Es seguro tomar el polen de abeja? Aunque no se puede considerar al polen de abeja natural un producto peligroso para el consumo, hay que tener en cuenta algunos aspectos antes de consumirlo:

  • Si eres alérgico al polen, puede causarte una reacción alérgica incluyendo dificultades para respirar, mareos, urticaria, hinchazón o incluso anafilaxia.
  • Tampoco es recomendado su consumo a mujeres embarazadas, ya que existe la sospecha de que podría estimular el útero y amenazar el embarazo, o en periodo de lactancia.
  • Se recomienda leer detenidamente el etiquetado del producto debido a que pueden contener sustancias no relacionadas con el polen de abeja puro.

¿Cómo tomar polen de abeja?

como tomar polen de abeja
Polen de abeja

Ya sabemos que le polen de abeja es rico en hidratos de carbono, por lo que está altamente recomendado su consumo matutino, ya que nos supondrá una fuente de energía para enfrentarnos al día que tenemos por delante.

Es preferible consumirlo disuelto en líquido para ayudar a nuestro sistema digestivo a digerirlo y asimilarlo, pero también se puede presentar en acompañamiento de productos lácteos o en infusiones.

En cuanto a las cantidades a consumir, no hay evidencia clínica que indique la dosis que debemos consumir, por lo que se recomienda leer detenidamente el etiquetado de los envases o el prospecto si lo hubiera. A pesar de ello, está extendido el criterio por el cual se recomienda 40 gramos por día durante aproximadamente 1 mes en adultos, para niños de entre 5 y 12 años, bajaría la dosis a 20 gramos y para niños entre 1 y 5 años, la dosis disminuiría hasta 10 gramos. Para menores de 1 año, al igual que cualquier producto elaborado por las abejas, su ingesta debe estar controlada por un facultativo.

Actualmente existen muchos productos relacionados con el polen de abeja a nuestro alcance. Lo podemos encontrar en diferentes formatos como:

¿El polen de abeja engorda?

Podemos afirmar que todo lo contrario, ya que debido a sus propiedades, el polen de abeja nos ayuda a activar de forma natural nuestro metabolismo, con ello se logra que el organismo consuma más grasa en menos tiempo. También está considerado un supresor del apetito y al contener lecitina, ayuda en la quema de calorías. Por todo ello, podemos afirmar que el polen de abeja no engorda, todo lo contrario, nos ayuda en nuestra dieta.